05.12.2016

Por una ciencia con equidad de género

La Argentina, a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva participará en calidad de país piloto del Proyecto SAGA (STEM and Gender Advancement), el programa de la UNESCO para la reducción de la brecha de género en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

  • Por una ciencia con equidad de género
  • Por una ciencia con equidad de género 2

La problemática de la equidad de género no es una cuestión ajena al mundo de la ciencia y la tecnología; si bien en nuestro país contamos con un porcentaje mayor de investigadoras mujeres, nuestras científicas se encuentran mayoritariamente en la base de la pirámide, y quienes ocupan los cargos de mayor jerarquía continúan siendo los varones. En este contexto se inscribe la adhesión de Argentina como país piloto al Proyecto SAGA de la UNESCO. Esta mañana se realizó la primera reunión del equipo nacional del proyecto con el objetivo de definir la implementación de las estrategias políticas e inter-institucionales, generar grupos de trabajo y diseñar la metodología de intervención, entre otros temas.

Campero: “Queremos identificar y caracterizar los principales problemas y obstáculos existentes, pues vamos a impulsar una serie de medidas de política para enfrentar esos problemas y obstáculos para contribuir a tener un país más igualitario”.

De esta primera reunión participaron el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, y el secretario de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero; también estuvieron presentes en el encuentro el subsecretario de Evaluación Institucional, Lucas Luchilo y el coordinador del Proyecto SAGA por parte de la UNESCO, Alessandro Bello.

La apertura estuvo a cargo del ministro de la cartera, Lino Barañao, quien afirmó: “Debemos pensar en el beneficio de que haya igualdad de género para la Ciencia: es hacerla más eficiente; queremos promover una ciencia básica destinada al uso, y el hecho de que haya un equilibrio es clave para que tengamos un sistema científico eficaz. Es tener una ciencia que realmente cumpla  la  función social que sabemos debe tener”, agregó. También se refirió al fomento de vocaciones científicas en los niños y niñas y en la importancia de la equidad de acceso y oportunidades: “Nuestro compromiso está puesto en la igualdad a la hora de fomentar vocaciones científicas”.

A su turno, Agustín Campero, secretario de Articulación Científico Tecnológica, se refirió a la adhesión de nuestro país al Proyecto SAGA y expresó: “para el MINCyT la participación de Argentina en el Proyecto SAGA es una de las iniciativas en el marco de las políticas de género específicas y de la perspectiva de género en las políticas públicas que encabezamos”. En este sentido, afirmó que el objetivo es contar con un diagnóstico riguroso sobre el estado del sistema científico y tecnológico: “Queremos identificar y caracterizar los principales problemas y obstáculos existentes, pues vamos a impulsar una serie de medidas de política para enfrentar esos problemas y obstáculos para contribuir a tener un país más igualitario”, concluyó el secretario.

Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, las mujeres sólo representan el 30% de la fuerza laboral de todo el mundo en el campo de la investigación y el desarrollo experimental (I+D); pero, además, la forma de recolectar datos sobre el campo de la CTI invisibiliza las cuestiones, las problemáticas y las responsabilidades de las mujeres. SAGA es un proyecto global de la UNESCO que cuenta con el apoyo del Gobierno de Suecia y cuyo principal objetivo es proporcionar a gobiernos y responsables de políticas una variedad de herramientas que permitan reducir la brecha global de género, que hoy existe en todos los niveles de educación e investigación. A fin de alcanzar este objetivo se utilizan dos enfoques: una evaluación de las políticas que afectan el equilibrio de género en STEM, y la utilización de un conjunto de indicadores relativos a las políticas de ciencia, tecnología e innovación (CTI), a fin de permitir la elaboración de políticas a partir de evidencia.

El Proyecto SAGA -STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática por sus siglas en inglés) and Gender Advancement- de UNESCO tiene como objetivo principal reducir la brecha de género en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) de todos los países, en todos los niveles de educación e investigación; mediante la determinación, medición y evaluación de datos desagregados por género, así como también el apoyo al diseño e implementación de instrumentos de política que tengan una influencia sobre la equidad de género en CTIM. Cabe destacar que nuestro país tomará como puntapié esta iniciativa pero que extenderá los estudios para realizar un análisis de la situación en todas las disciplinas científicas.

La comisión argentina estará conformada por un grupo interdisciplinario compuesto por la Dra. Erica Rut Hynes, Dra. Andrea Gamarnik, Dra. Silvina Ponce Dawson, Dra. Silvia Carolina Scotto, Lic. María Elina Estébanez, Dra. Juana Gervasoni, Dra. María Cristina Cambiaggio, Dra. Dora Barrancos, Dr. Ernesto Meccia, Dra. Paola Bergallo, Lic. Mariana Leconte, Mg. Patricia Gómez,Téc. Marcela Baffi, Dra. Sandra Pitta, Mg. Mariana Migliaro, Dra. Heidi Canzobre, Mg. Natalia Gherardi, Lic. Leticia Mirás, Dra. Débora Lopreite, Mg. María Rosa Diez De Ulzurrun, Dr. Leonardo Boechi, Lic. Pamela Martin Garcia, Dra. Claudia Anzorena, Dra. María Celia Bravo, y la Dra. Ana María Franchi.

Para conocer los indicadores sobre recursos humanos dedicados a investigación y desarrollo por género y edad en organismos públicos, educación superior y entidades sin fines de lucro ver el capítulo IV de la última publicación de Indicadores de Ciencia y Tecnología.

BUSCADOR
Noticias