07.09.2016

Neurociencias, un desafío a los sentidos

Un nuevo espacio en el predio ferial de Tecnópolis invita a preguntarse cómo el cerebro genera la realidad de cada persona, mediante experiencias y juegos enfocados en la conciencia, la percepción, la memoria y la neuroplasticidad.

  • Neurociencias, un desafío a los sentidos
  • Neurociencias, un desafío a los sentidos
  • Neurociencias, un desafío a los sentidos

Un niño se refleja en un espejo frente a su padre y ambos rostros se fusionan cuando las aspas de un ventilador gigante giran entre ellos. Es otra ilusión visual del espacio Neurociencias, ubicado en el predio ferial de Tecnópolis. Se trata de una propuesta del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que desafía los sentidos y modifica lo que se percibe como real, que también incluye atracciones como “El Dragón”, “Cuadrados irregulares”, “Efecto Moiré” y “Tuercas imposibles”.

“Lo que nuestro cerebro interpreta de una manera, a veces termina siendo de otra forma en la realidad. Y cuando nos damos cuenta de eso, la sorpresa es inmediata y muy divertida", afirmó Paula Hermida Moral, coordinadora del espacio neurociencias.

De acuerdo con Paula Hermida Moral, profesora de Biología de la UBA y coordinadora del espacio: “Lo que nuestro cerebro interpreta de una manera, a veces termina siendo de otra forma en la realidad. Y cuando nos damos cuenta de eso, la sorpresa es inmediata y muy divertida”. En esa línea, agregó: “Tenemos mucho que aprender sobre nuestro cerebro y acá lo hacemos a través de la práctica y el juego”.

En el sector “La casa increíble”, las habitaciones están construidas sobre ángulos modificados y los chicos pueden convertirse en gigantes, mientras que los adultos pueden volverse más pequeños. Y siempre con la posibilidad de sacarse una foto para registrar esa alocada interpretación de los sentidos.

La capacidad de enumerar una serie de pasos para lograr un objetivo se pone a prueba en “Mate Marote”: allí, el juego educativo para los más chicos que desafía su capacidad de concentración, atención, planificación y memoria es “Memomarote”. A su vez, “Casitas” y “Barquitos” estimulan la capacidad de planificación y manipulación para el logro de un plan.

“Embocala si Podés” es otro divertido experimento que pone a prueba la adaptación de nuestro cerebro a situaciones nuevas. Consiste en tratar de embocar una pelota en un aro de básquet, usando anteojos modificados que reciben la luz en diagonal. “En este experimento, la corteza visual se desalinea de la corteza motora de nuestro cerebro. Cuando nos quitamos los anteojos, es divertidísimo ver cómo el cerebro tarda un tiempo considerable para acertar al aro”, explicó el guía de la facultad de Ciencias Exactas de la UBA, Juan Manuel Cardasi.

En “Laberinto Ciego”, los visitantes pueden convertirse en murciélagos y utilizamos el mismo sistema de ecolocalización que utilizan estos animales para desplazarse. Se propone caminar por un laberinto con los ojos tapados y con un dispositivo que emite pitidos en función de la proximidad de los obstáculos puestos allí. ¡Te sorprenderá salir del laberinto haciendo uso solamente del sentido auditivo!

Otra atracción que desafía los sentidos en el espacio Neurociencias es “El Poder de la Mente”, donde los participantes controlan diferentes dispositivos con el cerebro. A su vez, “Los Chocolates” es un juego que agiliza la actividad neuronal.

¿Cómo funciona el cerebro humano? ¿Cómo percibimos la realidad? ¿Qué mecanismos utilizamos para la toma de decisiones? Al visitar este espacio del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva es posible responder estas preguntas y sorprenderse con el funcionamiento del cerebro, bajo una premisa fundamental: experimentar y divertirse en el maravilloso mundo de las ciencias.

BUSCADOR
Noticias
INFORMACIÓN RELACIONADA
Área
Ministerio
Video
Video de
Enlaces
DIVULGACIÓN
19.07.2012 Exhibiciones y Eventos
El Ministerio de Ciencia en Tecnópolis