12.07.2016

Crece el debate sobre las terapias avanzadas en la Argentina

Los ministerios nacionales de Ciencia y Salud lideran un equipo interinstitucional que presentará un proyecto de ley para regular la aplicación de tratamientos de medicina regenerativa y terapias celulares.

  • Crece el debate sobre las terapias avanzadas en la Argentina

Desde comienzos de la década de 1990, cuando los proyectos relacionados con las células madre mostraron su potencial terapéutico, no han cesado las investigaciones sobre su aplicación en tratamientos de enfermedades degenerativas. Hoy, mientras la literatura científica profundiza la evidencia y el conocimiento disponible y en todo el mundo crece el denominado “turismo médico”, en la Argentina persiste el desafío de dar un marco jurídico adecuado para regular y controlar la aplicación de tratamientos de medicina regenerativa y terapias celulares.

“Por un lado hay avances científicos muy serios y, por otro, prácticas inescrupulosas”, expresó Barañao.

En este contexto, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, junto a su par de Salud, Jorge Lemus, acordaron ampliar el alcance de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa. Esa comisión, que trabaja desde hace 10 años en la órbita de la cartera científica nacional, pasará a tener rango interministerial y diseñará un marco normativo para regular los productos y  tratamientos en terapias avanzadas, así como ofrecer garantías a quienes participan en las investigaciones.

Conformada por representantes de ambos ministerios, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT); el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI); e instituciones académicas y de investigación tales como las Facultades de Derecho y  Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires; el Instituto Leloir; el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); el Instituto Fleni y la Universidad Favaloro, entre otros,  la comisión reúne a abogados con especialistas en múltiples disciplinas médicas y científicas.

“Por un lado hay avances científicos muy serios y, por otro, prácticas inescrupulosas”, expresó Barañao, quien propuso la ampliación de la comisión y formalizar el trabajo conjunto con la próxima firma de un convenio entre ambos ministerios.

Por su parte, la coordinadora de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa por parte del ministerio de Ciencia, Fabiana Arzuaga, se refirió a la misión específica de la iniciativa: “Tenemos el objetivo de proponer la generación de un marco normativo  de alcance nacional para regular las investigaciones y productos para terapias avanzadas para garantizar la seguridad, calidad y eficacia de los productos y tratamientos que se prescriben a los pacientes”.

En la misma línea, Arzuaga señaló que “el marco normativo debería incluir una ley general, un marco regulatorio y un sistema de normas blandas tales como la creación de un Comité de Ética Nacional, integrado por miembros de cada provincia, el fortalecimiento de  la comunicación e información a las asociaciones de pacientes y a las sociedades médicas”.

Por último, en el marco de esta colaboración, se acordó la creación de un programa financiamiento a las  investigaciones en biotecnología y salud, que incluirá áreas tales como biosimilares, anticuerpos monoclonales, vacunas y trasplantes.

 

 

BUSCADOR
Noticias
INFORMACIÓN RELACIONADA