12.05.2016

Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer

Ante un auditorio colmado se realizó la primera jornada de “Ganando la guerra contra el cáncer”, evento que reúne a prestigiosos científicos, entre ellos los doctores Raúl Mostoslavsky, Gabriel Rabinovich y el Premio Nobel de Medicina 2009, Jack Szostak.

  • Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer
  • Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer
  • Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer
  • Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer
  • Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer

En el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (FCEN - UBA) se realizó hoy la primera jornada del Simposio Internacional “Ganando la guerra contra el cáncer” del Programa RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior). La apertura contó con la presencia del subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la cartera de Ciencia, Ing. Jorge Aguado; el decano de la FCEN - UBA, Dr. Juan Reboreda; el secretario de Ciencia y Técnica de la UBA, Dr. Aníbal Cofone; y la directora del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), Dra. Damasia Becú.

Raúl Mostoslavsky y Gabriel Rabinovich repasaron el estado de situación de los avances científicos contra el cáncer ante una sala repleta de estudiantes y colegas.

El panel de presentación estuvo a cargo de los investigadores argentinos y co-organizadores del evento, Dr. Raúl Mostoslavsky y Dr. Gabriel Rabinovich. Ambos repasaron el estado de situación de los avances científicos contra el cáncer ante una sala repleta de estudiantes y colegas. “Se puede hacer buena ciencia en Argentina. La revista Nature publicó los scores más altos por colaboraciones y Argentina figura número 35 sobre 100. Creo que podemos estar más arriba”, afirmó Mostoslavsky. A su turno, Rabinovich se refirió a la revolución en inmunoterapia y señaló: “Es imprescindible hacer ciencia básica. Para eso necesitamos esfuerzos mancomunados, donde el Estado también ayude”. Los anfitriones agradecieron el rol del Programa RAICES en el Simposio: “Programas como este son excusas perfectas para volver. Ojalá surjan colaboraciones al final del evento”, concluyó Mostoslavsky.

Asimismo, se entregó el título de doctor Honoris Causa de la UBA al Premio Nobel de Medicina 2009, Dr. Jack W. Szostak, que disertó sobre "Telómeros, telomerasa y cáncer". Durante su exposición la eminencia abordó algunos temas como el origen del universo, las primeras células, la evolución química y la evolución darwiniana. “Investigar en el origen de los primeros organismos que habitaron nuestro planeta nos permite comprender por qué somos de esta manera y qué mecanismos podemos poner en juego cuando las cosas salen mal”, expresó el biólogo que recibió el Nobel por descubrir el proceso mediante el cual se copian los cromosomas en las divisiones celulares y cómo los telómeros y la enzima telomerasa cumplen una función protectora de los cromosomas. Esto último se convirtió en uno de los principales aportes para el desarrollo de nuevas líneas de investigación en cáncer.

La primera jornada cerró con distintas mesas encabezadas por el director del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA), Dr. Eduardo Arzt; el investigador superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y jefe del laboratorio de Terapia Molecular y Celular del Instituto Leloir, Dr. Osvaldo Podhajcer; y la investigadora independiente de CONICET, del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI) y directora de la Escuela de Posgrado de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Dra. Mariana Maccioni; entre otros especialistas.

Mañana continuará el evento en donde se tratarán algunos temas como el rol del sensor mTORC en cáncer; y la regulación génica a través de splicing alternativo en cáncer.

Para mayor información sobre el Simposio Internacional “Ganando la guerra contra el cáncer” el programa completo

Avance en epigenética de cáncer de páncreas

Hoy por la tarde, el equipo de trabajo liderado por el Dr. Raúl Mostoslavsky publicó en la revista científica Cell un artículo que destaca el rol de la proteína SIRT6 como factor preponderante para la supresión de tumores. Según explica el investigador integrante de la Red de Científicos Argentinos en el Noreste de Estados Unidos, “en este último tiempo hay nuevas investigaciones que determinan que las células cancerosas tienen un metabolismo muy específico, que utilizan la energía de una manera muy particular. Hace unos años encontramos que SIRT6 modulaba cromatina y de esa manera protegía contra cambios metabólicos en cáncer de colon. Esto nos dio un elemento específico sobre dónde atacar de manera puntual las células cancerosas”.

Mostoslavsky trabaja desde hace muchos años en epigenética, que estudia los factores que modifican la actividad del ADN sin alterar la estructura. Así, nuestro ADN dentro de las células se halla compactado en una estructura que se llama cromatina “y la capacidad de una célula de abrir o cerrar esta cromatina influencia muchos procesos biológicos en las células”, comenta el investigador. En su nuevo trabajo, Mostoslavsky se preguntó si es que SIRT6 también podría funcionar como superior de tumores en páncreas, uno de los cánceres más letales para los que no se ha desarrollado tratamiento. “Para nuestra sorpresa, encontramos que SIRT6 es un poderoso supresor de tumores de páncreas, pero no modificando el metabolismo, sino que silencia la expresión de una proteína llamada Lin28b, que se expresa exclusivamente durante el desarrollo embrionario. Los tumores de páncreas que silencian SIRT6, reactivan Lin28b, convirtiendo a los tumores en altamente desdiferenciados y agresivos”. El equipo encontró que un 30% de pacientes presentan esas características, sugiriendo que la inhibición de Lin28b podría servir para tratarlos de manera más efectiva.

Acerca del Programa RAICES

El Programa RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) busca fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas del país por medio del desarrollo de políticas de vinculación con investigadores argentinos residentes en el exterior, así como de acciones destinadas a promover la permanencia de investigadores en el país y el retorno de aquellos interesados en desarrollar sus actividades en la Argentina. Pretende ser un ámbito abierto a las inquietudes e iniciativas de los investigadores argentinos residentes en el país y en el exterior, mediante la implementación de políticas de retención, de promoción del retorno y de vinculación. Hasta la fecha se repatriaron 1.282 científicos argentinos.

El Programa depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, en el marco de la Dirección Nacional de Cooperación e Integración.

 

 

 

BUSCADOR
Noticias
INFORMACIÓN RELACIONADA
Área
Dirección Nacional de Cooperación e Integración Institucional
Cooperación con
Estados Unidos
Video
Video de

Con gran concurrencia comenzó el simposio internacional sobre cáncer